Colestasis en el embarazo

La colestasis intrahepática gestacional es una de las patologías del hígado más frecuentes durante la gestación. Se trata de un trastorno que ocasiona un bloqueo de la bilis a nivel de los conductos que tiene el hígado por dentro, es decir, no se puede expulsar correctamente, produciéndose una acumulación de la misma y una dificultad a la hora de digerir los alimentos.

Suele suceder con más frecuencia en el tercer trimestre, normalmente después de las 26 semanas, pero hay evidencia de casos diagnosticados desde las seis semanas de gestación.

A parte de la genética, también influye el ambiente hormonal del embarazo. La progesterona, hormona por excelencia de la gestación, hace que la musculatura lisa de los conductos biliares esté más relajada y le cueste un poco más realizar su función.

Los estrógenos también están elevados en la gestación, sobre todo en el tercer trimestre. Se cree que se produce una alteración en el metabolismo de estas hormonas sexuales que hace que re-circulen en sangre y agraven el cuadro.

El síntoma más frecuente es un picor intenso, que aparece o se intensifica por la noche, que no deja descansar. Es típico el inicio en las palmas y plantas de los pies, pero se va extendiendo hacia el centro del cuerpo. Se diferencia de otras patologías que pueden cursar con picor, porque en este caso no hay granitos, ni rojeces, ni manchitas. Eso sí, puede haber lesiones por rascado.

Otros síntomas menos específicos pueden ser náuseas, vómitos y dolor en zona derecha superior del abdomen. Por supuesto, ante estos síntomas, siempre se debe acudir a urgencias y se deben descartar otras patologías

En Clínica Trotula estamos especializados en salud femenina y nuestras profesionales están comprometidas en dar la mejor atención.

Llámanos al
950 282 882
si necesitas asesoramiento personalizado.