Cuando realizarse un test de embarazo

El método más fácil, cómodo y rápido de saber si se está embarazada es el test de embarazo que se puede comprar en la farmacia. Es fundamental escoger bien el día para hacer prueba, ya que la hormona del embarazo se detecta en la orina quince días después de la concepción y no antes. Si se realiza la prueba antes de la fecha, es probable que el test de un falso negativo.

 

Para la mujer con ciclos regulares lo mas probable es que haya ovulado a mitad del ciclo y la implantación del embrión se ha producido entre los seis y los diez días después de la fecundación. Por tanto, con un retraso de un día en la fecha prevista para la llegada de la menstruación los niveles de la hormona gonadotropina coriónica (hCG), que comienzan a elevarse después de la implantación, ya habrán alcanzando un nivel detectable en orina pero no es fiable porque es muy variable en cada mujer incluso siendo regular y  en algunas ocasiones se puede ovular dos veces en el mismo mes, aunque es muy poco probable.

 

Para las mujeres que no tienen un ciclo regular, la detección del embarazo se complica un poco más. Realizar el test con un día de retraso puede ser demasiado pronto para obtener un resultado fiable. Puede que se haya ovulado más tarde de lo pensado, por tanto lo recomendable para obtener un resultado fiable es realizar el test una semana después de la fecha prevista de la menstruación.

En Clínica Trotula recomendamos a todas las pacientes que se realicen el test de embarazo a la semana desde la fecha prevista de la menstruación ya que puede haberse visto alterada por diferentes factores y hay que tener mayor seguridad. Si el test de embarazo es positivo, habría que confirmarlo posteriormente con una ecografía transvaginal para descartar posibles embarazos ectópicos.

 

 

 

En Clínica Trotula estamos especializados en salud femenina y nuestras profesionales están comprometidas en dar la mejor atención.

Llámanos al
950 282 882
si necesitas asesoramiento personalizado.