Qué es la Dislipemia y la importancia de visitar al Médico de Familia

Es una alteración de los niveles de lípidos y proteínas en la sangre. Incluye colesterol, triglicéridos o ambos, y es uno de los principales factores de riesgo de cardiopatía isquémica. También puede aparecer como consecuencia de una disminución del nivel de colesterol HDL.

Una característica de las dislipemias es que cursan de forma silenciosa, sin síntomas evidentes. Así, podemos tener lípidos alterados en sangre y desconocerlo. No obstante, su exacerbación puede implicar riesgo de aterosclerosis, riesgo cardiovascular y también, riesgo de pancreatitis si tenemos triglicéridos muy alto en sangre.

Quienes sufren de dislipemia por lo general padecen simultáneamente alguna otra patología metabólica como diabetes tipo 2, obesidad o síndrome metabólico y de allí su conocimiento.

Se trata de una patología sin síntomas explícitos pero que eleva el riesgo de morbimortalidad de quienes lo padecen.

Si bien una dislipemia puede ser de tipo primaria o de origen genético, la mayoría de los casos son de tipo secundarias y se deben al estilo de vida o nuestros hábitos. Se aconseja la modificación del estilo de vida, ya que constituye la principal causa de su desarrollo.

  • Dieta con pocos o nada de azúcares añadidos
  • Evitar el alcohol y el sedentarismo así como los ultraprocesados que además de azúcar pueden tener grasas trans (margarinas, embutidos..)
  • Incluya frutas y verduras, cereales (preferentemente enteros), pescado.
  • Evitar cualquier tipo de consumo y/o exposición al humo del tabaco
  • Control de la presión arterial
  • Control del peso
  • Reducir el consumo de sal
  • Otros..

 

Ante cualquier duda o sospecha consulta con tu médico de confianza

 

 

 

En Clínica Trotula estamos especializados en salud femenina y nuestras profesionales están comprometidas en dar la mejor atención.

Llámanos al
950 282 882
si necesitas asesoramiento personalizado.