Qué es la placenta acreta o placenta adherida

La placenta acreta es una complicación grave del embarazo en la que la placenta se adhiere de forma anormal en el útero.

Un parto normal tiene tres fases:

1. Dilatación: fase en que el cuello del útero se borra y se dilata con las contracciones, hasta conseguir la dilatación completa del cuello, esto son 10 cm.

2. Expulsivo: fase en que la cabeza fetal desciende en la pelvis hasta que el feto ha salido por completo.

3. Alumbramiento: el feto ya ha salido y la placenta y las membranas se desprenden y se expulsan.

Las pacientes con una placenta accreta tienen una fase de alumbramiento patológica ya que la placenta no puede ser expulsada de la forma normal. Una parte o toda la placenta queda adherida a la pared del útero y produce un sangrado excesivo. Generalmente no da ningún síntoma hasta el periodo de alumbramiento del parto, aunque en algunas ocasiones por ecografía puede haber alguna sospecha.

En Clínica Trotula estamos especializados en salud femenina y nuestras profesionales están comprometidas en dar la mejor atención.

Llámanos al
950 282 882
si necesitas asesoramiento personalizado.